Opinion

¿Servirá BITCOIN como moneda de curso legal?

¿Te imaginas tu salario o ingresos mensuales creciendo o cayendo 20% cada mes y que no sepas con exactitud cual va a ser tu poder de compra al final de año?  ¿te gustaría apostar que tu ingreso será 4 veces mayor al terminar el año con la posibilidad que se reduzca a la mitad en el mismo periodo de tiempo?  Estas son algunas preguntas que nos ayudará a entender porque el BITCOIN no sería una buena moneda de curso legal y será reemplazado por el dinero digital de cada país.

He escuchado algunos fans del BITCOIN decir que les gustaría que les pagaran su salario en BITCOIN, impulsados en su mayoría por la seguridad que brindan los comentarios de que llegará a USD100.000 o USD225.000.  Esta reacción es normal dado que creen fielmente en la tecnología y han visto como el valor de la criptomoneda se acrecentó de centavos más de 50.000 dólares, sin embargo, ningún activo sube sin parar y menos cuando no hay un fundamental claro detrás de este incremento.

Lo curioso de esta apreciación, que va muy en línea con la intención de que sea la moneda reina en el mundo, es que funciona siempre y cuando el BITCOIN y otras monedas coexistan.  Solo con este ecosistema los tenedores de BITCOIN verían incrementado su poder de compra al valer más frente al dólar o el peso colombiano.  Sin embargo, si todos tenemos BITCOIN esta dinámica se pierde y será la ley de oferta y demanda de bienes y servicios la encargada de darle el valor de intercambio a la criptomoneda; simplemente reemplazaríamos el peso colombiano o la moneda local por BITCOIN. 

Lo anterior reafirma la postura que el BITCOIN es solo un activo especulativo y su adopción masiva limitaría su potencial de valorización entre los adoptantes.  Recuerden que su valor depende de la tasa de intercambio con otras monedas y este a su vez está dado por el apetito de los inversionistas por la criptomoneda.  Si ya todos tenemos BITCOIN y el dólar no existe ¿cómo definimos su valor?

Revisemos el caso de El Salvador.  Este país ha dado el paso al BITCOIN como moneda de curso legal.  Aquí nace la pregunta ¿estarán dispuestos los bancos a otorgar créditos en BITCOIN cuando los recursos con los que fondean sus operaciones están en otras monedas? o ¿las empresas querrán recibir criptomonedas y pagar a proveedores internacionales en dólares?  Es ahí donde entra la volatilidad del precio del BITCOIN como el mayor obstáculo para su adopción.

A ninguna empresa le gusta tener fluctuaciones constantes de sus ingresos o de los costos.  Claro la euforia del alza de precio diluye los miedos, pero cuando hablamos de la posibilidad de volver a cero es que los empresarios más metódicos y cautelosos podrían no estar contentos con esta volatilidad.  Las empresas prefieren la estabilidad y certeza en sus negociaciones antes que dejar a merced de la incertidumbre su utilidad.  No todos son especuladores como buena parte de los inversionistas de criptomonedas.

En este punto tenemos que citar lo ocurrido con la criptomoneda TITAN que pasó de más de 60 dólares a cero en un periodo de tiempo muy corto.  Claro, BITCOIN y Ethereum tienen una mayor adopción y el uso de su red hace que llegar a cero en poco tiempo sea menos probable peor no imposible.  En este tipo de activos, el riesgo de una fuerte caída en su precio está a la vuelta de la esquina.

En resumen, el tener una moneda tan volátil que pueda erosionar el patrimonio de los hogares y empresas en poco tiempo podría no ser la solución al mercado monetario local e internacional.  Solo los fans de BITCOIN apoyan esta decisión, pero la gran mayoría prefiere estabilidad, por lo que es más probable que las monedas de cada país se vuelvan digitales antes de que las criptomonedas actuales terminen siendo el gran referente mundial.   La digitalización será el camino, pero muchas de las criptomonedas terminarán como en recuento en los libros de historia.

Deja una respuesta