Opinion

Vivienda en Colombia continúa con señales mixtas – Actualización noviembre

Los recientes datos publicados por el DANE y las cifras que extraemos de estrato 4 a 6 en nuestro dashboard muestran que le mercado inmobiliario mantiene una lenta recuperación con retos que persisten.    

En días reciente el DANE publicó cifras de vivienda, precios y financiación.  Para no extender el artículo, los gráficos que presentaré más adelante muestran que los precios de las viviendas nuevas crecen a un ritmo cada vez más lento y que la vivienda VIS jalona al sector, gracias a un aumento en la colocación de créditos.   Esta rápida conclusión permite afirmar que el mercado ha incrementado su dependencia con el sector financiero y que el lento ritmo con los que los ingresos de los hogares crecen han dificultado el avance de los precios.

En otras palabras, el mercado inmobiliario podría estar caro y permanecería en este estado hasta que los hogares aumenten su capacidad adquisitiva.  Los aumentos salariales para el 2020 y las siguientes reformas tributarias jugarán un papel importante en la dinámica del sector.

En cuanto a los precios de las viviendas nuevas, durante el tercer trimestre los precios se incrementaron 0,79%, uno de los crecimientos más bajos en los últimos años.  Este lento dinamismo se da pese a que los desembolsos de créditos para viviendas nuevas y usadas han aumentado.

A nivel micro, con la muestra de barrios que analizamos mes a mes, la tendencia de la vivienda usada es la misma.  Para noviembre algunos sectores de la ciudad de Bogotá presentaron caída en el precio promedio del metro cuadrado, mientras que la cantidad de anuncios de venta disminuyeron.  Las personas aprovecharon la baja tasa de interés para vender sus inmuebles pero, quienes no han logrado vender están ofreciendo descuentos.

Para la vivienda usada, el mayor descenso en precio se registró en apartamento de áreas pequeñas, los cuales se encuentran a un valor más alto que los de mayores áreas.  Este comportamiento podría anticipar que apartamentos usados de áreas pequeñas podrían no tener un buen desempeño en próximos meses y tendrán algo de espacio para ajustarse para acercarse a los de áreas entre 40 y 60 m2. Posiblemente los bajos arriendos y los precios de inmuebles nuevos estén presionando a la baja este segmento.

 En conclusión, el mercado inmobiliario sigue enfrentando retos en vivienda NO VIS y puede darse un mayor ajuste si las tasas de interés vuelven a subir o las reformas tributarias venideras impactan el poder adquisitivo de los hogares.   Así que se seguirá observando una mayor dinámica de ventas pero no necesariamente un fuerte impulso en los precios.

Para más detalles puedes visitar el dashboard de mercado inmobiliario.

Te gustan nuestros artículos, síguenos!
error0

Deja un comentario