Análisis Financiero Educación Financiera

Cuando usar el WACC o el Costo del capital para descontar flujos

Pese que para valorar empresas existe una gran cantidad de modelos, todos se basan en traer a valor presente una serie de flujos futuros.  Es por esto por lo que para la valoración debes tomar dos decisiones claves.  La primera, seleccionar cuales van a ser los flujos que vas a proyectar y la segunda, escoger y calcular la tasa de descuento apropiada para los flujos escogidos.

En cuanto a los flujos vas a tener diferentes alternativas.  Para valorar por dividendos descontados el flujo proyectado serán los dividendos futuros.  Si escoges el Flujo de caja Libre de la Firma tendrás los recursos disponibles para pagar la deuda y a los accionistas.  Si la opción es el flujo de caja libre del patrimonio incluirás solo el remanente que obtendrán los accionistas luego de pagar la deuda, la inversión de capital, cubrir los cambios en el capital de trabajo y tomar nueva deuda.  Por último, en el modelo de ingreso residual te basarás en el ROE menos el retorno requerido.

Así como para cada modelo cambia el flujo que se va a escoger, dependiendo del flujo proyectado se debe seleccionar su correspondiente tasa de descuento.

Para todos los modelos en el que se proyecten flujos que reciben los accionistas, la tasa de descuento que se debe usar es el Costo de Capital o Ke.  La lista comprende la valoración por dividendos descontados, valoración por flujo de caja del patrimonio y la valoración por ingreso residual; este último por estar basado en el ROE.

Para el modelo de Flujo de Caja Libre de la Firma, como se tienen los flujos disponibles para pagar la deuda y los accionistas, la tasa a usar es el WACC.  Lo anterior, porque el WACC considera el costo de la deuda, el costo del capital y la participación de deuda y capital dentro de la estructura de capital de la compañía.

La selección de la tasa según los flujos es muy sencilla por lo que complementaré este artículo con unos tips para escoger el modelo de valoración según algunos escenarios.

  1. El modelo de dividendos descontados no suele ser muy usado.  Aplica si la empresa tiene una política de dividendos conocida, predecible y el pago de dividendo guarda relación con el flujo de caja generado por la empresa.
  2. El modelo de Flujo de Caja Libre de la Firma es preferido si se espera que la empresa tenga cambios su estructura financiera (relación deuda-patrimonio) o si se espera obtener el control de la empresa.
  3. El modelo de Flujo de Caja libre del patrimonio es una muy buena opción si los flujos son predecibles o cuando la caja final es afectada por nueva deuda para pagar dividendos.  
  4. EL modelo por Ingreso Residual es una muy buena opción cuando se presentan flujos de caja libre negativos y se debe proyectar a un plazo mayor.

Deja una respuesta